La familia Aceituno

El apellido Aceituno es sinónimo de olivo. Procede el egipcio “Zaitun” que significa “olivo silvestre”, un apellido que define a la perfección a esta familia jiennense de marcada tradición olivarera.

Durante décadas, la familia Aceituno-García ha cuidado las tierras con mimo para obtener el mejor fruto. Varias generaciones ligadas al cultivo y a la labranza de la tierra, de manera tradicional, al tratarse de fincas de “olivar de montaña” en donde la principal herramienta era la mano del hombre.

Cuatro elementos confluyen en la gestación de estos frutos.

Tierras agradecidas, cultivos de secano que año tras año sacan adelante sus cosechas gracias a sus cubiertas vegetales que permiten guardar la humedad y el frescor y nutrir la planta en los meses más calurosos.

   Agua, que sin caer de forma abundante ni torrencial, hace su presencia en su justa medida en las montañas de la Sierra Sur, manteniendo hidratada la planta a lo largo del año sin necesidad de riego, a diferencia de otras zonas de campiña.

  Aire, suave, que mece la planta, la oxigena, la refresca y le da vitalidad contribuyendo a su crecimiento. Rodeados de monte mediterráneo y sin contaminación alguna al carecer de actividad industrial a su alrededor, los olivos de la Sierra Sur bailan al son de la suave brisa montañosa, mostrando el plateado envés característico de la hoja de la variedad picual, por lo que reciben el sobrenombre de “nevados”.

   Fuego, el sol de los meses estivales propicia una temperatura ideal en el momento de la floración acelerando la gestación del fruto. Se trata de un clima mediterráneo de interior, pero sin azotar en exceso la planta gracias a la frescura que le aporta la proximidad a la montaña, lo que permite a su vez, disponer de un fruto verde en fechas en las que en la mayoría de lugares ya está maduro, y del que se obtiene este AOVE, de un color verde intenso, el que le proporciona el alto índice de clorofila y polifenoles que contiene, y destacando especialmente por su enorme contenido en alfa-tocoferol (vitamina E) lo que hacen del AOVE ACEITUNO un zumo de aceituna fresco, con un sabor equilibrado en intensidad y unos aromas afrutados que evocan a hierba recién cortada, hoja, rama de olivo… altamente saludable al tratarse de un antioxidante natural para nuestro organismo.

La nueva Generación

UNOACEIT nace de la necesidad de dar continuidad al trabajo duro a lo largo de la historia de nuestra familia en el cultivo de la tierra de olivar y la recolección de la aceituna, nuestro símbolo de identidad.

Durante generaciones, estas tierras de montaña fueron labradas a mano, aradas mediante yuntas de bestias, cavadas a azada, abonadas con estiércol natural,… preparando sus cubiertas, para obtener de sus olivos los mejores frutos, aceitunas vareadas tradicionalmente con varas de castaño, recolectadas del suelo una a una en espuertas de esparto.

Ese concepto de olivar tradicional fue cambiando ligeramente, pues el escarpado terreno no permite mayor mecanización, pero siempre, faltó la última fase del proceso, la obtención de nuestro propio AOVE. Ese trabajo duro siempre estuvo falto de continuidad, pues finalizaba tras la recolección y el traslado al molino, donde otras manos se encargaban de obtener el producto con los frutos de todos los cosecheros.

Nuestra Filosofía

De esa necesidad, de culminar el proceso completo, de ver el fruto de tanta dedicación y trabajo, de dar un nuevo relevo generacional para que estas tierras sigan en manos de la familia, nació ACEITUNO, nuestro propio aceite, para el cual se preparan las tierras con mimo, se seleccionan aquellos árboles que proporcionarán cada campaña los mejores frutos, en función de la climatología, del terreno, se elige el momento preciso de recolección, con la temperatura adecuada, procurando que el fruto no sufra erosión ninguna y sea trasladado a la almazara en horas, en las mejores condiciones, para su molturación al momento, conservando así todas sus propiedades intactas. Un nuevo enfoque de mantenimiento del olivar tradicional, para obtener lo mejor de él y hacerlo llegar de forma exclusiva, mediante una producción limitada, a las mejores mesas del mundo.

Esa es nuestra filosofía, un trabajo bien hecho para sacar un producto exclusivo, al alcance de los paladares más exquisitos.